La frase del mes

"...Yo no estoy contra la policía, simplemente me da miedo..." (Alfred Hitchcock)

03 agosto 2007

Una mirada al corto "Espiando al hombre"

Ayer me dieron uno de los cortos que había hecho el año pasado. Un trabajo del joven realizador colombiano Luis Montealegre. Que raro que es verse en DVD. Cómo se marca el tránsito de cada etapa de tu vida cuando dejas registro de tu imagen en movimiento. Puedo recordar cada instante que viví el día que filmé ese corto con Luis. Y puedo recordar con detalle sus indicaciones previas...

Ahora que veo el material puedo tener dos críticas. La propia, y la del trabajo en sí. Por mi parte ahora que lo veo tengo puntos a favor y en contra. En líneas generales creo que falta más tensión en algunas zonas de la cara para lograr la expresividad que quizá Luis buscaba. También puedo notar algunas críticas que son comunes en mis profes de teatro y es la de dejar que mi cuerpo muestre más... la famosa frase NO CERRAR! Porque aunque suene mal el halago me divierte cuando mi cuerpo no cierra. Todos tenemos formas particulares de movernos, de expresar nuestros sentimientos a través de la piel. Y cuando dejo ese registro sea en teatro o en cine y después me veo puedo darme cuenta cuáles son los momentos genuinos. Y ahí es divertido. Siento que estoy realmente involucrado en el juego. Cuando esto no sucede puedo darme cuenta cuáles son los momentos en los que debí dar más de mi mismo, dejar de ser egoísta... Igual sinceramente pienso que este es un aspecto que deberían tener en cuenta los realizadores y especialmente las carreras de dirección, que no hacen hincapié en la dirección de actores y en la gran cantidad de cortos que pululan se puede ver que escasea.

El corto es interesante porque plantea una visión muy cómica de una situación tan propia como es la masturbación. Por momentos adquiere tintes de película chaplinesca y en eso creo que el tono blanco y negro le viene muy bien al trabajo. Aunque no sé si es lo que deseaba expresar, la elección de darle tonalidad al momento final parece un mensaje esperanzador. Como contrarrestra con el momento de las perversiones o lo que tratamos como tabúes, el color gradual puede señalar "somos todos iguales", "hay muchos más como los hombres que espían" "cuál es el problema de masturbarse", una alegoría a "vivir y dejar vivir".
Aunque falta más sonido ambiente, la banda sonora es decididamente ceremoniosa. Y de vuelta un teclado como única elección para transitar el filme, rememora los tiempos en que las películas eran acompañadas por un pianista en la sala. Por momentos los acordes se asemejan (¿intencionalmente?) a las tonalidades del Himno Nacional Argentino, lo que puede provocar una sonrisa al notar la ¿coincidencia?
Quizá faltan cortes de planos más seguidos para los momentos en que los hombres llegan a su éxtasis final. Y hasta un agregado de la famosa cara de lo que comúnmente se conoce como "hacerse el boludo" no le hubiera venido mal a la realización para darle un toque de humor en la escena donde los hombres se lavan las manos y se miran al espejo.
De todas maneras, más allá de estos comentarios, creo que el director muestra una clara dosis de creatividad si se tiene en cuenta que el trabajo está filmado con una miniDV handycam, es una realización totalmente independiente, está hecho en una sola jornada de trabajo y no hay más recursos técnicos que los mostrados...

De todos los trabajos que realicé hasta el momento creo que "Espiando al hombre" (antes tenía como uno de mis preferidos "La Pared", pero dejaron mucho que desear en el abandono del material en la postproducción) es el que más se acerca a la búsqueda de un material hecho con ganas, para cosechar críticas y ser evaluado por el público con el propósito de mejorarse. Es que sinceramente creo que si no se produce material y no se exhibe, siempre se va a estar lejos de armar una carrera. Porque en el corto los hombres se espían, y cuando se filma, la gente es la que nos mira. Solo así podrán espiarnos un poquito para ver y opinar cómo nos expresamos.


Aquí va el corto entonces:


Publicar un comentario